Molleja de susto

Cuando cruzamos para ir a la casa a las tres de la mañana la neblina se puso muy densa, de verdad no podemos ver ni a diez metros de distancia pasando por la calle Lafayette hacia nuestra casa, Maski tiene prendidas las luces del carro para la neblina y bajo la velocidad considerablemente, por algunaSigue leyendo «Molleja de susto»

Tu voto: