la nieve otra vez.

Ahhh la nieve… otra vez la nieve, no puedo si no dejar por escrito y que no haya duda de que no me gusta la nieve.
Anoche cayo mucha nieve y hoy en la mañana muy temprano saque mi carrito rezando de que no se quedara pegado en la nieve porque allí si no iba a poder llegar a el examen final de una de mis materias en la universidad. Suerte corrí porque llegue a tiempo. El examen estuvo larguísimo, de verdad menos mal que me metí mi gran puñal de repaso porque si no hubiese estado perdida en el constelación X.
Cuando regresaba a la casa feliz de haber terminado clases me tropecé con la mama de las colas para poder llegar a mi casa. Es que la nieve dificulta todo. Las calles pavimentadas y limpias se convierten en uno de mis recuerdos más odiosos de La Guardia en Margarita cuando llovía, todo un pantanero loco por todos lados, los carros más pequeños pasando lento para no quedarse pegados y los carros rústicos pasando a toda mecha confiados en que no se van a quedar y haciendo olas con el pantano. Y si te quedas pegado tienes que bajarte y enterrar tus piernas hasta las rodillas y empujar porque no te queda de otra. Bueno tal cual. La nieve es igualita y tiene el mismo efecto con la única diferencia es que la nieve es fría y el pantano no es tan frio.
Anyway, ya estoy en la casa calientica con mis botas peluas y mi gorro de navidad. Por otro lado esta semana fuimos por fin a ver al bebe en el eco y nos confirmaron que es niño :D. El semestre que viene no voy a tomar ninguna clase para poder arreglar la habitación del bebe y prepararme para mi palito de agua, 😀 ya tiene 23 semanas como pasa el tiempo de rápido, 😀 me mete unas patadas pero impresionantes, y pensar que solo pesa una libra (1/2 kilo). Estoy muy feliz ya quiero que venga pronto.

Anuncios

Primer día de clases.

Esta última semana ha sido un poco fuera de lo normal, mi bebe tiene ya siete semanas y contando, de antojos extraños e inyecciones de insulina están llenos mis días con la única diferencia que ayer comencé las clases en la universidad.

Mis primeras dos clases son estrictamente de esl (english as second lenguage). La vaina medio bizarra porque la profesora es rusa con un acento muy marcado dando clases de ingles, creo que soy la más vieja de todas las clases jajajaja 😆 en la introducción de cada quien no me preguntaron si estaba casada, cuántos hijos tenia o que se yo lo que deberían preguntarme a mis 33 años . Por otro lado tengo un compañero de nombre “mamut” y no contuve la risa jajajaja 😆 seguro mi nombre le sonara extraño también, en fin.

En la segunda clase con 10 minutos de diferencia para moverse de edificio en edificio a penas me dio chance de comerme un snack y el bebe en la panza andaba ya medio mal humorado y un poco mareado… (con tal que no me dé ganas de vomitar en medio de la clase todo fino), me comí las uvitas en el salón.

La segunda profesora también les dijo a la clase obviamente porque están acostumbrados a tener muchachitos de 17 años en adelante que ella no era su mama y la guinda de la torta fue que canto la canción del final de los programas de Disney para deletrear su nombre WTF?.

Salí de allí prometiendo llamarla Blancanieves por el resto del semestre corriendo para mi otra clase que ya no era de ESL sino de clases clases.

Cuando llegue a la tercera clase me sentí fuera de mí, el salón es realmente pequeño y todo el mundo estaba medio amuñuñado y los pupitres que quedaban libres eran justo en frente del escritorio y allí fui a parar yo. La profesora llego y parecía una metralleta. De pana que me asuste. De una nos dijo que la clase es 60% de discurso, (ay papa) y yo que voy a decir con mi ingles chimbo? 😕 yo sé que soy buena haciendo discursos pero en español, Maski y mi amiga Rosana me aseguraron que yo en un mes estaría afilada como lápiz nuevo y me comeré la clase de dos zarpazos,  espero que sea más rápida la vaina porque mañana ya tengo mi primer examen y yo creo que voy a salir por donde entre 😕

La profesora muy receptiva nos pidió que le escribiéramos por cualquier cosa, si se sentían que la clase iba muy rápido o que le gusto la clase o que se yo, que le escribiéramos. Creo que me saldrá escribirle para comentarle de mis flaquezas, tal vez sea receptiva y me ayude o quien sabe me raspe con gusto… no se, ya veré.

Mientras tanto termino este post y salgo a pegarme un baño y a clases otra vez, tengo que leerme el libro de la hoja 1 hasta la 12 porque anoche llegue directo a la camita del cansancio, ojala que el bebe se porte mejor.